Monasterio Santa María

Inicio » comunicación » notas de prensa » Los amigos de Santa María limpian el monasterio de vegetación incontrolada

Los amigos de Santa María limpian el monasterio de vegetación incontrolada

CÁDIZ, 23.07.2012. La experiencia ha sido muy fructífera y al mismo tiempo reconfortante: miembros de la junta directiva de la “Asociación Amigos del Monasterio Santa Maria”, que apuesta por la restauración de este significativa construcción gaditana, se reunió el pasado viernes 20 de julio entre sus muros con un objetivo determinado: la limpieza, en zonas seguras, de patios y claustros de todo tipo de vegetación incontrolada, crecida durante los seis años que faltan las monjas de sus dependencias. Armados de corta, setos, palas, sierras de mano, tijeras de podar, hachas, cubetas, carrillos, y sobre todo de un ánimo a prueba de calor, este grupo de amigos se dedicó durante más de cuatro horas a eliminar arbustos y plantas que en estado salvaje habían crecido de forma descontrolada.

El primero en ser adecentado fue el llamado “Patio del Olivo”, sin intervenir en él por su catalogación, pues el centenario acebuche quedaba ahogado por el resto de la flora crecida a su alrededor. A continuación se acometió la limpieza del “patio de la Higuera”, la cual había llegado a tomar tales proporciones que casi no se podía acceder a mismo. En tercer lugar se continuó por zonas seguras del claustro mayor, que por sus dimensiones y cantidad y variedad de vegetación, no pudo ser terminado, quedando esto para un próximo día. En total se consiguió cargar una cuba de transporte de residuos vegetales.

Actualmente la asociación también trabaja en la organización de actividades benéficas para la restauración del Monasterio. Uno de los eventos previstos es la celebración de una cena en el Barrio de Santa Maria a principios del curso próximo. El objetivo es doble: reunir a nuestros socios y simpatizantes y, naturalmente, la recaudación de fondos para la causa.

Un olivo centenario

Según el historiador Juan Antonio Fierro Cubiella, estamos ante uno de los escasos y limitados testimonios vegetales que se han conservado y ha llegado hasta nuestros días de aquellas huertas conventuales que durante la Edad Moderna ocupaban muchas de nuestras plazas. El olivo del Monasterio de Santa María es el único testimonio que parece ha sobrevivido delo que fue su huerta. Su copa sobresale por la tapia del inicio de la calle Mirador. De esta manera se evidencia que Santa María no sólo encierra un rico patrimonio artístico sino también de carácter natural.

Anuncios

3 comentarios

  1. Pilar vidal Suarez dice:

    Aunque no estoy en la directiva me gustaria colaborar en aquellas tareas de limpieza y adecentamiento del monasterio que programeis .Asi me sentiria mas participe en su recuperación y me considero competente para ello.Un saludo Pilar

  2. gloria lombo Mohedano dice:

    Yo también quisera colaborar en la limpieza, me parece una actividad interesante. Si organizáis otros días de trabajo, me encantaría participar y espero disponer de tiempo, como ahora, un saludo a todos los amigos

  3. jose dice:

    disen del olivo que se planto cuando se le atribuyo el milagro de la peste de 1681

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: